fLash Blog

Camel Milk, el suplemento que puede cambiar tu vida


Creado por Mirada Flash el 12 abril 2017

Share




En la industria de los alimentos también hay modas. Durante la generación de nuestros abuelos, por ejemplo, la carne roja, el huevo y la leche entera de vaca eran tres pilares básicos de lo que se consideraba una dieta sana. Después, esos mismos alimentos se convirtieron en tres jinetes del Apocalipsis. ¡Y ni hablar de la carne de cerdo!, considera hoy por hoy como el menú del anticristo en la Tierra. Actualmente, el término en boga es superalimentos, y la nueva estrella en dicho firmamento es… ¡la leche de camella!

Según Anthony Bennett, experto en productos pecuarios de The Food and Agriculture Organization of The United Nations (FAO), y Walid Abdul-Wahab, dueño de Desert Farms y responsable de fomentar el conocimiento y uso de la leche de camella, facilitando su distribución desde Oriente Medio hasta Europa y Estados Unidos, la camel milk posee:

  • Varios componentes y propiedades que contribuyen a mejorar nuestra salud y, entre otros beneficios, prevenir la Enfermedad de Crohn, también conocida como Enfermedad Inflamatoria Intestinal.

 

  • Vitaminas B y C (tres veces más que la leche de vaca), así como proteínas y ácidos grasos insaturados. También contiene zinc, magnesio y hierro, que contribuyen a reducir el colesterol, disminuir las toxinas del intestino y tienen propiedades antiinflamatorias.

La compañía Camel Dairy Milk Ltd de Nanyuki, Kenya, tiene previsto, en asociación con el Instituto de Investigación Médica de Kenya (KEMRI), indagar las propiedades atribuidas a la leche de camello hembra para combatir la diabetes y la cardiopatía isquémica. Según Elena Díaz, bióloga y tecnóloga de alimentos en Oasis Park La Lajita (centro que está llevando a cabo un proyecto de investigación para obtener producción estable de leche de camella), este producto cuenta con una péptido que detenta características similares a la insulina, que ayuda a controlar la diabetes, pero sin los efectos secundarios de ésta. Díaz también afirma que es útil como laxante (especialmente al momento de prevenir o tratar el estreñimiento), ayuda a frenar la osteoporosis, puede rebajar o evitar la aparición de alergias infantiles y es eficaz en el tratamiento de la hepatitis y la tuberculosis.

Sin embargo, aún hay varios desafíos en cuanto a la producción, distribución y comercialización de este superalimento. Desde el Sáhara occidental hasta Nueva York, la demanda de leche de camella está en auge (se calcula que existen alrededor de 200 millones de consumidores potenciales). Sin embargo, sencillamente no hay suficiente para todos. Las técnicas actuales utilizadas en la cría de camellos son rudimentarias y una gran parte de los 5.4 millones de toneladas de leche producidas al año por alrededor de 20 millones de camellos que hay en el mundo la consumen sus propias crías. No obstante, la FAO prevé grandes perspectivas para los productos lácteos de camello y espera que donantes e inversionistas suministren financiación para fomentar el sector, no sólo en el ámbito local, sino para contribuir a que la leche de camella llegue a las mesas de muchísimos hogares.

¿No sería genial que tu próximo Latte Macchiato fuera preparado con camel milk?