fLash Blog

Deja de obsesionarte con la báscula


Creado por Mirada Flash el 09 agosto 2017

Share




Por Sofía Larios

 

 Un error muy común que suelen cometer las personas que van iniciando una dieta, es pesarse continuamente. Hay que ser cuidadosos y no crear una obsesión, ya que el peso no es algo estable y fluctúa a lo largo del día debido a tus actividades. Recuerda que pesarse con frecuencia no va a hacer que pierdas peso más rápido. 

 A continuación te doy una lista de factores que pueden alterar tu peso durante el día:

 -Sodio y Retención de líquidos.-

El aumento excesivo de sodio conduce a la retención de líquidos y esto a su vez lleva al aumento de peso temporal. Tu peso, después de una comida salada, te mostrará cambios en la báscula. Evita el consumo en exceso de sodio. 

 

-Cambios Hormonales.-

Mujeres, días antes (y durante la regla) lo mejor es olvidarse de la báscula, sobre todo por la retención de líquidos que, además de hincharnos, provoca un ligero aumento de peso. 

 

-Falta de movimiento del intestino.-

Así es, el intestino está guardado de desechos que si no has eliminado, puede causar un aumento de peso. El estreñimiento o la falta de movimiento intestinal afecta a tu peso cada día.

 

-Estrés.-

 Ya sé que todo mundo lo dice, pero es verdad. El estrés causa numerosos problemas a la salud y entre ellos está el aumento de peso. El estrés también puede hacer que se incremente tu apetito y puedes terminar comiendo de más en ese día para calmarte y relajarte.

 

-Ejercicio.-

Muchas personas que tratan de ponerse en forma se preocupan al ver que, después de estar meses en el gimnasio no sólo no han perdido peso, sino que han ganado. Pero es algo completamente normal. Te explico: la grasa es mucho menos densa que el músculo. En otras palabras, 1 kg de grasa ocupa mucho más espacio que 1 kg de tejido muscular. Es un dato importante, ya que podemos tener uno u otro en nuestro cuerpo y nos interesa que sea de músculo y no de grasa.

 

 

Si vas a pesarte, yo te recomiendo que lo hagas 1 vez a la semana o cada 2 semanas. Además, procura que sea:

  • En la misma báscula
  • A la misma hora en la mañana
  • Con poca ropa
  • En ayunas

 

Si te gustó esta información comparte,